Críticas Videojuegos

Crítica de Uncharted: El Legado Perdido

Escrito por Redacción SFX

MATRIMONIO DE CONVENIENCIA

Con Uncharted 4, toda una generación de jugadores despedía a una saga icónica y enormemente influyente en la industria de los videojuegos. Las aventuras de Nathan Drake y compañía han sido, desde su inicio, referentes en su género, y han aportado historias divertidas, personajes para el recuerdo y un detallismo enfermizo que en ocasiones abruma. Por eso, cuando se anunció Uncharted: El Legado Perdido, algunos nos mostrábamos reacios a recibirlo como una entrega más -aunque a modo de spin-off– de la franquicia que marcó época y cerró tan bien su camino con El Desenlace del Ladrón. El Colmillo de Ganesha es la reliquia a conseguir por Chloe y Nadine, los dos personajes protagonistas en esta ocasión y, pese a que la fórmula regresa como tal y sin alicientes, no puedes enfadarte con Naughty Dog. El estudio californiano vuelve a demostrar que está en la cima del desarrollo de videojuegos y El Legado Perdido es tremendamente disfrutable, pero quizá el título no ofrece la suficiente sensación de redondez que añorábamos. La idea de que es un DLC venido a más taladra nuestro pensamiento cuando nos topamos con el contenido reciclado en referencia a las mecánicas. La principal novedad es la presencia de zonas jugables más abiertas que podemos recorrer sin orden predefinido completando o no objetivos secundarios que nos cuentan más de la historia. Sin embargo, los problemas regresan cuando nos recuerda al Madagascar de Uncharted 4. No. La innovación no es el fuerte de El Legado Perdido.

Si algo sí funciona, más allá de lo apabullante de lo técnico, son sus personajes. La relación de pura conveniencia entre Chloe y Nadine de cara a conseguir un premio común es interesante, y también un buen símil de lo que le ocurre al fan de Uncharted con la saga. La sombra de Nate es alargada y, desde luego, Chloe no es tan carismática como él en el papel protagonista, pero el videojuego toma aquí lo mejor y no caduco de Uncharted e indagar en la personalidad de la aventurera resulta más fresco de lo que intuíamos.

Naughty Dog cuenta cosas, pero no al nivel que las contaba en las entregas numeradas. El Legado Perdido es espectacular, adrenalina para el jugador, pero no tan sorprendente como entonces la saga lo fue. Esencia de Uncharted, y por ello notable, pero esencia conocida al fin y al cabo.

SERGIO BUSTOS

Sobre el autor

Redacción SFX

Equipo de redacción de la Revista SFX. ¡Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras publicaciones!